Un laberinto sobre hielo

Os hemos preparado una plantilla imprimible para que hagáis pruebas y podáis resolver el reto:

Hemos ambientado el reto en el hielo porque predispone a entender la mecánica del laberinto: para avanzar solo podemos ir en línea recta, hasta que choquemos contra un obstáculo o pared.
Para entender su dinámica, podemos proponer como ejemplo los 2 primeros movimientos, que, con las normas que tenemos, siempre serán los mismos: avanzar hasta la casilla N11 y luego ir hasta la H11.

Posteriormente, se abren 2 opciones: ir hacia arriba, a la casilla H1, o ir hacia abajo, a la casilla H12.

Solución:

El número mínimo de movimientos es 12, y la solución:

Mi carrito
  • No hay productos en el carrito